miércoles, 11 de abril de 2007

La última cena

En el siglo XVIII la aristocracia cubana se concebía a sí misma como patricia, aureolada por ejercer "un esclavismo benévolo",aparentemente menos cruel que el de otros países cercanos. Un conde se tomó demasiado en serio ese predicado y sustituyó a Cristo para "humillarse ante sus siervos" en una Semana Santa que le acarreó algunos quebraderos de cabeza y puso de estandarte las de los supuestos documentale apóstoles, escogidos entre la dotación de su plantación cañera.

DIRECCION:TOMAS G. ALEA

PAIS: CUBA

1976


PARTE I




PARTE II



Subida por Klaudia_Daniela

Retórica Cultural e Identidad Afrocubana en La última cena

Juan Carlos Chaves


El film La última cena (1976) dirigida por Tomás Gutiérrez Alea se basa en un evento histórico cubano del siglo XVIII. Es un cuento de carácter moral de un piadoso dueño de esclavos quien decide elevar su alma hacia lo espiritual. Lo hace por medio de la enseñanza a sus esclavos sobre las grandezas espirituales de la Cristiandad. Para llevar a cabo este deseo espiritual, el amo invita a doce esclavos para que sean participes en una representación bíblica de la Última Cena. Los “apóstoles” -esclavos quienes saben que nunca podrán ser parte de las riquezas ni de la religión del amo, se rebelan de tal manera que prenden fuego a las cosechas cañaverales y luego huyen desesperadamente hacia los montes. De inmediato, el piadoso amo, lleno de furor, da ordenes a que se los aprendieran para ser condenados a muerte. El drama clave en este film se despliega con diferentes tonos de retóricas de trascendencias culturales y de raíces de identificación por parte del Maestro y los Esclavos.
En base a este drama, el enfoque de este ensayo, con algunas ilustraciones del film, apunta el encuentro central de los diferentes tonos discursivos de los protagonistas: el Conde versus los Esclavos. Folklore, música, danzas, palabras e imágenes van entretejidos en este peregrinaje de farsa que ridiculiza la paternidad cristiana del conquistador. El objetivo central es presentar un posible concepto de realización sobre la identidad afrocubana como producto de su propia historia; una historia traumática marcada de luchas sangrientas entre el amo y los esclavos. En otras palabras, este ensayo analítico del film La Última Cena señala una historia de injustificable explotación y violencia en luces de una cultura popular.