lunes, 15 de septiembre de 2008

El Coronel No Tiene Quien Le Escriba




El Coronel espera en vano una pensión que nunca llega. Todos los viernes se pone su único traje para ir al muelle y aguardar la carta que anuncie la llegada de su dinero. El pueblo entero sabe que esta carta nunca llegará. Lo sabe su mujer y lo sabe él mismo. Pero el Coronel sigue esperando, rumiando su dolor por la muerte de su hijo y cuidando a un gallo tan viejo y cansado como él.






.