sábado, 19 de diciembre de 2009

Estado de sitio


Constantin Costa-Gavras
Título Original:
État de siège
País: Francia
Año: 1972
Género: Drama
Guión: Constantin Costa-Gavras, Franco Solinas
Director: Constantin Costa-Gavras
Fotografía: Pierre-William Glenn
Edición: Françoise Bonnot
Música: Mikis Theodorakis
Producción: Jacques Henri Barratier, León Sanz, Jacques Perrin
Duración: 120 minutos
Intérpretes: Yves Montand (Philip Michael Santore), Renato Salvatori (Capitan Lopez), O.E. Hasse (Carlos Ducas), Jacques Weber (Hugo),Jean-Luc Bideau (Este), Maurice Teynac (Ministro de Seguridad Interna), Yvette Etiévant (Senadora), Evangeline Peterson (Mrs. Santore), Harald Wolff (Ministro de Relaciones Exteriores), Nemesio Antúnez (Presidente de la República), Mario Montilles (Asistente de Comisionado Fontant), André Falcon (Oficial Fabbri), Jerry Brouer (Anthony Lee), Roberto Navarrete (Comisionado Romero), Douglas Harris (Director A.I.D.).

En Uruguay, un oficial norteamericano, Dan Antony Mitrione (Michael Santote), es secuestrado por la guerrilla de izquierda Tupamaros. Sus captores lo acusan de ser un agente de la CIA, responsable del entrenamiento de la policía local en técnicas de tortura y anti sedición. Mientras que la guerrilla trata de extraerle una confesión a Santote, las autoridades, encabezadas por el gobierno de extrema derecha, se esta acercando.

Con una veta similar a las previas películas de Costa-Gavras, Z y La Confesión, Estado de Sitio es un elegante thriller político que hace una audaz declaración sobre el abuso de poder por los gobiernos en un país políticamente reprimido. Aunque no es nombrado como tal en la película, el blanco de Costa-Gavras es Uruguay (aunque la película fue filmada en Chile), y la historia esta basada en el caso de la vida real de un oficial norteamericano, Daniel Mitrione. Como es lógico la película fue cruelmente condenada en Estados Unidos por su contenido anti norteamericano y por su aparente glorificación del asesinato.

La razón principal para la reacción violenta contra la película por parte de los norteamericanos fue probablemente su audaz declaración contra la presunta intervención de los Estados Unidos en la política de América del Sur. En aquel entonces, fue sumamente sospechado, pero no se pudo probar concluyentemente, que la CIA estaba activamente ocupada en apoyar a los dictadores de ultra derecha de América del Sur, para salvaguardar los intereses de los Estados Unidos. Mientras que muchos de los alegatos hechos en las películas de Costa-Gavras (Estado de Sitio y Perdido (1982)) habían sido posteriormente corroborados, la opinión pública norteamericana no estaba lista para aceptar esta clase de mensajes viniendo de esta clase de películas, de ahí la despótica y previsible respuesta por parte de los oficiales de Estados Unidos.

Con respecto al impacto y la impresión artística, Estado de Sitio es una sobresaliente película. Costa-Gavras hace inquietantemente fácil para la audiencia el ponerse de lado de la guerrilla de izquierda, quien al final aplica algunos de sus principios de democracia, mientras que sus oponentes, los representantes de la autoridad (incluyendo a sus interesados patrocinadores norteamericanos), son retratados como unos peligrosos fascistas.













.

2 comentarios:

Jesús Mariano dijo...

Muy buena la película. La he disfrutado y me ha ayudado a entender algo más de los movimientos guerrilleros en Latinoamérica, en este caso, los Tupamaros en Uruguay.

Anónimo dijo...

Buena película, varios actores chilenos no aparecen mencionados, entre ellos Enrique Heine, Lucho Cordova, Jaime Azocar, Alejandro Cohen y varios más. ¿A qué se debe este "olvido"? Soy hermano de uno de los mencionados.